La evolución de la agricultura ecológica

| |

Conocer la evolución de la agricultura ecológica es una forma de percibir el valor añadido que los productos bio han ofrecido a lo largo del tiempo. Aunque pueda parecer una innovación o, al contrario, únicamente el regreso a las técnicas de nuestros ancestros para el cultivo de la tierra, el concepto de lo que actualmente conocemos como “agricultura ecológica” biológica u orgánica comprende aspectos tanto de los sistemas tradicionales de hacer agricultura como de técnicas de producción recientes, siempre con el objetivo de conseguir alimentos saludables y, a la vez, asegurar la conservación de los recursos naturales.

Durante muchos años, la producción agrícola se basaba únicamente en satisfacer la demanda de alimentos naturales: frutas, verduras o legumbres ecológicas, tanto para las personas como para los animales, lo que por sí solo ya era prácticamente una garantía de mantener el equilibrio del agroecosistema. Sin embargo, desde los tiempos más remotos, la agricultura ha supuesto modificaciones físicas en el medio, que en ocasiones implicaba cambios irreversibles en los ecosistemas. El acopio de agua, las operaciones de drenaje o el talado de bosques son solo algunos de los ejemplos de cómo, desde los tiempos más remotos, la producción de alimentos ha afectado el medioambiente.

¿Cómo ha evolucionado el sector agrícola ecológico?

Lo que comenzó con una producción de alimentos basada en la utilización de medios naturales empezó a cambiar drásticamente hacia la década de 1920. Después de la Segunda Guerra Mundial, con el desarrollo del DDT, los métodos de cultivo empezaron a incorporar la utilización de productos químicos para el control de plagas.

Al mismo tiempo que la agricultura industrializada daba sus primeros pasos, el movimiento orgánico moderno o la agricultura ecológica comenzó a surgir como una respuesta al uso de químicos y pesticidas en la agricultura y como una alternativa para buscar soluciones a los problemas derivados de la explotación del suelo, tanto a nivel ambiental como socioeconómico (la pobreza rural, por ejemplo).

En la actualidad, la agricultura ecológica está basada no solo en la aplicación de algunas técnicas milenarias de cultivo del suelo, sino que también incorpora muchas innovaciones tecnológicas basadas en un alto conocimiento sobre diferentes aspectos como la ecología, el control de plantas o la composición de los suelos para asegurar una producción de alimentos naturales y la conservación de los recursos naturales, de la salud de las personas y de la sostenibilidad del planeta a largo plazo.

En este sentido, la agricultura ecológica ha evolucionado hacia distintas corrientes de agriculturas alternativas, caracterizadas por sus diversas técnicas y aportaciones. Estos son los principales modelos que han surgido de la fusión y apropiación de ideas de distintas corrientes o escuelas a lo largo del pasado siglo.

Sector Agrícola Ecológico

Principales fases o conceptos en la evolución del sector ecológico de la agricultura

✅ Agricultura orgánica-biológica

Cementada en la obra central del investigador británico Sir Albert Howard, su particular “testamento agrícola”, esta vertiente agrícola está centrada fundamentalmente en la degradación de los recursos naturales, principalmente del suelo. Muchas de sus técnicas de manejos concretas se han convertido en uno de los pilares centrales de la agricultura ecológica.

✅ Agricultura biodinámica

Conocida como una especie de homeopatía agrícola, la agricultura biodinámica se basa en las enseñanzas del fundador de la Antroposofía, el filósofo esotérico Rudolf Steiner. En esta escuela, se desarrolla la idea de la importancia de los “organismos granja” con los mismos atributos de cualquier organismo vivo: la capacidad de autorregulación, el crecimiento, el desarrollo o la reproducción.

✅ Agricultura natural

La agricultura natural está basada en cinco principios básicos de no intervención: no labrar, no utilizar fertilizantes ni plaguicidas, no escardar y no podar. En resumen, el estilo de agricultura difundido por el japonés Masanobu Fukuoka defiende el método de no alterar el suelo en ningún momento, garantizando el equilibrio fundamental y exitoso para la explotación agrícola.

✅ Agricultura permanente

También conocida como permacultura, esta vertiente agrícola surgió en Australia, originalmente por Bill Mollison, como una forma de dar respuesta a los fenómenos de las sociedades urbanas industrializadas como la dependencia alimentaria de las ciudades con respecto al medio rural, el alto consumo energético de fuentes no renovables, entre otros. Para lograrlo, la agricultura permanente propone la integración de sistemas de producción agrícola en las ciudades, generalmente en zonas marginales como las montañas, gracias a la dedicación de colectivos dedicados a la agricultura a tiempo parcial y con el objetivo de la autosuficiencia.

✅ Agricultura ecológica

Finalmente, y basándose en las diferentes propuestas desarrolladas a lo largo de su evolución, la agricultura ecológica, orgánica o biológica incorpora técnicas que permiten la explotación agraria a través de la utilización óptima de los recursos naturales, sin la utilización de productos químicos ni tampoco de organismos genéticamente modificados para el combate de plagas. De esta forma, es posible conseguir alimentos ecológicos y, al mismo tiempo, conservar la fertilidad de la tierra y preservar el medio ambiente.

En definitiva, a lo largo de los años la agricultura ecológica no ha dejado de evolucionar hasta ofrecer una forma de producción de alimentos libre de la utilización de venenos y en consonancia con los objetivos de desarrollo sostenible, lo que al final nos aporta incontables beneficios, en todos los aspectos.

Ahora que ya conoces un poco más sobre la evolución de la agricultura ecológica, ¿te animas a consumir productos bio?