Diferencias entre agricultura ecológica y convencional

| |

Conocer las diferencias entre la agricultura ecológica y la agricultura convencional es uno de los primeros pasos para comprender una tendencia cada vez más en alza: el consumo de productos ecológicos. Atrás se quedó el tiempo en que los consumidores solo se preocupaban por la variedad de los alimentos dispuestos en la mesa, sin cuestionar todos los detalles de su procedencia.

La concienciación sobre el medio ambiente o los diversos estudios que cada vez más ponen en valor la importancia de una alimentación saludable en el desarrollo o prevención de diversas enfermedades, son solo algunos de los motivos por los que los consumidores han decidido tomar las riendas de su alimentación e informarse sobre la procedencia de los alimentos que llegan a su mesa a diario. Por este motivo, además de priorizar el consumo de frutas y verduras bio, también se ha incrementado en consumo de otros alimentos, como huevos o leche ecológica.

En ese marco, las técnicas empleadas para la producción de los alimentos son las más investigadas. Si todavía no te has parado a pensar en las diferencias entre la agricultura ecológica y tradicional, te hacemos un repaso para que te pongas al día 😉

En qué se diferencian la agricultura ecológica y la tradicional

El concepto de “agricultura convencional” o tradicional fue largamente utilizado en el periodo denominado como “Revolución Verde”, en el que la productividad agrícola se expandió de forma considerable, empezando por Estados Unidos y luego de forma extendida a prácticamente casi todos los países.

En este modo de producción, prevalece el objetivo de obtener mayor productividad a través de la utilización intensa de recursos externos que, a corto plazo, aporta grandes beneficios económicos. Otros de los puntos importantes en las técnicas de cultivo tradicionales es el consumo de recursos no renovables y la utilización intensa de agroquímicos. En pocas palabras, la agricultura tradicional sigue una lógica de explotación máxima de los recursos naturales, sin considerar los límites y las consecuencias de su utilización, tanto a nivel medioambiental como económico o sociocultural.

En contrapartida, el aumento de la producción de alimentos a través de la agricultura tradicional fomentó el desarrollo de la agricultura ecológica, una propuesta que se diferencia por el empleo de métodos y técnicas que respetan los límites de entorno natural, escasa o nula utilización de productos químicos y puesta en valor del conocimiento de los agricultores locales sobre el cultivo de la tierra.

Agricultura tradicional

Agricultura ecológica vs. convencional: principales diferencias

✅ Exploración vs. conservación

En la agricultura tradicional, el coste de las externalidades (o el valor de sus consecuencias) generalmente no son contabilizados. También se valoran los beneficios a corto plazo y requiere la utilización intensa de recursos no renovables. Por el contrario, la agricultura ecológica considera el impacto de los efectos secundarios de la producción de los alimentos, así como sus costes. Está basada en la utilización de recursos renovables y prima por la conservación de los recursos no renovables, además de reducir el consumo en beneficio de sostenibilidad a medio y largo plazo.

✅ Especialización vs. diversidad

Mientras la agricultura tradicional se enfoca en trabajar en gran parte con monocultivos continuos y una base genética estrecha, la agricultura ecológica apuesta por la rotación complementaria y el policultivo. En este sentido, esta última busca la diversidad de las especies, teniendo en cuenta su importancia en el desarrollo de un sistema auto sustentable.

✅ Medio natural: control vs. armonía

En el concepto de agricultura tradicional se contempla la naturaleza como un recurso a servicio de la producción alimenticia mientras que la agricultura ecológica respeta la utilización de estos recursos e intenta imitar los ecosistemas naturales para fomentar una producción sostenible durante todo el proceso. Por ejemplo, en lugar de aumentar el riego, se busca mejorar las condiciones del suelo para aumentar la retención del agua.

✅ Cantidad vs. calidad

Al proporcionar las mejores condiciones de cultivo, sin la utilización de pesticidas u otros elementos químicos perjudiciales para el medio ambiente y para los usuarios, la agricultura ecológica puede producir alimentos ricos en nutrientes, una vez que el suelo utilizado para el cultivo se encuentra en las condiciones ideales para su labranza.

En la actualidad, la agricultura orgánica está presente en alrededor de 120 países, lo que demuestra que no se trata de una tecnología exclusiva para países desarrollados, sino de un conjunto de técnicas accesibles para agricultores de todo el mundo.

Estas son solo algunas de las características que difiere la agricultura tradicional de la agricultura ecológica y que nos permite entender porque el cultivo orgánico tiene cada vez más partidarios.

Ahora que ya conoces las diferencias entre la agricultura ecológica y convencional, recuerda antes de consumir un alimento o comprar un nuevo producto, dedicar algo de tiempo a pensar en su forma de producción o explotación. Al fin y al cabo, el cuidado de nuestra salud debe ir de la mano del cuidado de la sostenibilidad.